Iglesia de San José

Interno

Sosteniendo el convento franciscano hacia el norte se añade al Santuario dedicado a la conmemoración de San José, esposo de María y padre putativo de Jesús.

La tradición antigua une a esta Basílica el recuerdo de la casa del carpintero de Nazaret. Entre los testimonios más antiguos se indica la del peregrino Arculfo (siglo VII), que habla de la existencia de un Santuario llamado de la Nutrición. Aquí Jesús es criado y educado por sus padres. La otra tradición une el lugar a la “tienda de José”, memoria que los franciscanos recuperaron a su llegada a Nazaret en el siglo XVII.

Hoy, en los restos de la iglesia cruzada, surge una estructura neo-románica, ideada por el arquitecto alemán fray Wendelin Hinterkeuser, y realizada entre 1911 y 1914. Hasta ese momento, en el lugar, surgía una pequeña capilla construida por los franciscanos en 1754.

En las excavaciones arqueológicas de fines del siglo XIX se halló una tina con pavimento de mosaico, considerado un antiguo baptisterio, y una serie de grutas y silos visibles en la cripta de la iglesia.

Iglesia de San José