Sueño de José

Sueño de José

Evangelio según Mateo (Mt 1, 16-25)
Introducción

En el relato de Mateo, el protagonista de la experiencia del anuncio a José que, visitado en sueños por el ángel, es tranquilizado y encargado de asumir la paternidad vicaria de Jesús.
José se encuentra frente a una difícil situación que comprender: su futura esposa, María de Nazaret, «antes de que fueran a vivir juntos se encontraba en cinta por obra del Espíritu Santo» (Mt 1,18). Pero aquí es que este hombre justo responde generosamente a la llamada de Dios y cumple un acto de fe similar al de la Virgen.
Juan Pablo II, en la Exhortación Apostólica dedicada a la figura, tan amada, de San José, afirma: «La Escritura sabe que Jesús no ha nacido de José, ya que él, preocupado sobre el origen del embarazo de ella dijo: vino del Espíritu Santo. Y no obstante no se le quita autoridad paterna, desde el momento en que se le ordena imponer el nombre al niño » (Juan Pablo II, “Redemptoris Custos”, n° 7).
Y aún, en la misma Exhortación, se lee: «En el transcurso de su vida, que fue una peregrinación en la fe, José, al igual que María, permaneció fiel hasta la llamada de Dios. Su vida fue el cumplimiento a fondo del primer «fiat» pronunciado al momento de la Anunciación, mientras que José al momento de su “Anunciación” no pronunció palabra alguna: simplemente el «hizo lo que le ordenó el ángel del Señor” (Mt 1,24). En el verbo “hizo” podemos leer el inicio del “camino” recorrido por José. A lo largo de este camino, los Evangelios no comentan palabra alguna pronunciada por él. Pero el silencio de José tiene una especial elocuencia: gracias a ello se puede leer plenamente la verdad en el criterio que el Evangelio ofrece sobre él: el “justo” (Mt 1,19)» (Juan Pablo II, “Redemptoris Custos”, n°17).

Texto

Jacob engendró a José, el marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.
De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce generaciones; y desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.
Y el nacimiento de Jesucristo fue como sigue. Estando su madre María desposada con José, antes de que se consumara el matrimonio, se halló que había concebido por obra del Espíritu Santo.19José su marido, siendo un hombre justo y no queriendo difamarla, quiso abandonarla en secreto. Pero mientras pensaba en esto, he aquí que se le apareció en sueños un ángel del Señor, diciendo: “José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que se ha engendrado en ella es del Espíritu Santo; y dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados".
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había hablado por medio del profeta, diciendo:
he aquí, la Virgen concebirá y dará a luz un hijo:
Y le pondrán por nombre Emmanuel, que significa: Dios con nosotros.
Cuando despertó José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer; y la conservó virgen hasta que dio a luz un hijo; y le puso por nombre Jesús.

Evangelio
Anunciación
Retorno de la Santa Familia a Galilea
Discurso de Jesús en la Sinagoga