Retorno de la Santa Familia a Galilea

Santa Familia

Evangelio según Mateo (Mt 2,19-23)
Introducción

Luego de haber escapado del peligro para el niño, mientras la Santa Familia se refugió en Egipto (Mt 2,13-15), por tercera vez «[José] recibió una orden en sueños y, así, obedeció nuevamente y, juntos, está decidido y juiciosamente operativo. Primero se le dijo que Herodes estaba muerto y que entonces para él y para los suyos ha llegado la hora del retorno. Este retorno es presentado con cierta solemnidad: «Entró a la tierra de Israel » (Mt 2,21). […] El hecho de que José, después de haber comprendido los problemas en Judea, no haya continuado su viaje simplemente por iniciativa propia a Galilea, que fue el gobierno menos cruel de Antipa pero que haya sido enviado por el ángel, tiene el objetivo de mostrar que la procedencia de Jesús de Galilea concuerda con la guía divina de la historia » (Benedicto XVI, “La infancia de Jesús”, Rizzoli, 2012, pág. 132-133).
La región de Galilea aparece como un lugar seguro y acogedor para la Santa Familia. Aquí Jesús crecería y se formaría en la cotidianidad de un pequeño y simple pueblo ubicado en las colinas de las montañas.


Texto

Muerto Herodes, un ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: "Levántate, toma al niño y a su madre y vete a la tierra de Israel, porque los que atentaban contra la vida del niño han muerto". Y él, levantándose, tomó al niño y a su madre, y vino a la tierra de Israel. Pero, cuando oyó que Arquelao reinaba sobre Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá; y advertido por Dios en sueños, partió para la región de Galilea y llegó y habitó en una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio de los profetas: “Será llamado Nazareno".

Evangelio
Anunciación
Sueño de José
Discurso de Jesús en la Sinagoga