San José

Casi a cien metros al noreste de la Basílica de la Anunciación, pasando los jardines, está la iglesia de San José, llamada también de la Nutrición. Los primeros peregrinos hablan sólo de dos iglesias en Nazaret, la de la Anunciación y la de San Gabriel, cerca de la fuente de la Virgen. Sólo en 670, el peregrino Arculfo vio la iglesia llamada de la Nutrición y construida “sobre dos arcos en el lugar donde una vez se encontraba la casa en la que el Señor nuestro salvador fue Alimentado”.

El padre Francesco Quaresmi, en 1620, habla de la iglesia que él creía era la “casa taller” de San José. Parece que Quaresmi malinterpretó el nombre con el que los árabes llamaban a este lugar: no taller, sino caravasar (dukan). Quaresmi vio una “casa rústica”, que pasó a manos franciscanas en 1754. La casa fue excavada de entre los muros de una iglesia cruzada y se convirtió en una pequeña capilla luego renovada en 1858. Al adquirir el edificio, fue el padre guardián de Nazaret, Angelo da Mirandola, por la suma de 30 platas; como indicación de la toma de posesión, al día siguiente se celebró una misa en la casa.

El resto de los terrenos alrededor pasaron a manos franciscanas en 1890 y el padre Viaud pudo así diseñar la primera planta completa de los restos de la iglesia cruzada. En 1892, antes del inicio de la reconstrucción de la iglesia, se iniciaron las excavaciones arqueológicas.

La nueva iglesia fue terminada en 1914. Fue realizada enteramente en estilo románico-cruzado y reutiliza los mismos cimientos medievales. El pavimento de la nave central está adecuadamente elevado, para así obtener el espacio de la cripta, que conserva las grutas subterráneas y la tina de mosaicos.